Casa de los Alonso Sáenz

Casa de los Alonso Sáenz

Se reconstruyó a finales del s. XVIII como vivienda del comerciante José Lizaso a partir de la unión de dos casas ya existentes

El nº 1 de la calle de la Reja lo ocupa la casa que, aunque actualmente pertenece al linaje de los Alonso Sáenz, en su origen como casa única perteneció al tudelano José Lizaso y Guenduláin, uno de los personajes más acaudalados de la ribera de Navarra durante el último tercio del siglo XVIII.

José Lizaso, quien comenzó a reunir su fortuna a causa de sus actividades comerciales en Cádiz, compró una serie de propiedades en la ribera tudelana entre las que se localizan las casas que adquirió en Corella tras su enlace concertado en 1777 con la corellana Joaquina Bonel Ursúa, hija del corellano Bernardo Bonel Sesma y la alfareña Ana Ursúa Barea.

En 1788 adquirió la casa perteneciente a los herederos de los Aibar en la calle de la Reja y en 1790, en esa misma calle y colindante a la casa consistorial, la asociada al mayorazgo de los Lainez con el objetivo de convertirlas en una única vivienda. No obstante, en 1798, tras pleitear con el Ayuntamiento, tuvo que vender una parte de la casa que había pertenecido a los Lainez para que se pudiesen acometer las reformas de ampliación de la mencionada casa municipal.

Tras la muerte de Lizaso en 1801 y de su esposa en 1819 el amplio edificio fue pasando a sus descendientes y herederos hasta que a finales del siglo XIX fue adquirido por partes por el comerciante Lucio Sáenz Sáenz, familia que actualmente mantiene la propiedad.

La vivienda, de formato horizontal y cuatro huecos en cada una de sus tres alturas, muestra una fachada condicionada por las construcciones anteriores. La primera planta, modificada por el uso comercial contemporáneo, mantiene la portada principal descentrada y adintelada. Los balcones de la primera altura se sitúan sobre ménsulas; en todos ellos destaca la rejería de diseño curvo y estilo francés atípico en Navarra, así como el escudo de armas de los promotores de la construcción en chapa y forja que se encuentra en el balcón principal, y el espectacular doble alero de madera que corona la casa.

alonso-saenz-1