Casa de los Arteta

Casa de los Arteta

Imponente palacio de mediados del s. XVI vinculado a lo largo de su historia a los linajes de los Peralta, Sesma y Arteta

En el lateral izquierdo de la fachada principal de la iglesia de San Miguel se anexa la casa de los Arteta. El edificio se construyó a mediados del siglo XVI como vivienda familiar del matrimonio formado por Esteban Peralta, perteneciente a la rama agramontesa de los Peralta, e Inés de Mauleón, señora del palacio de Tabuencas.

No obstante, en 1713 Agustín Sesma y Sierra, uno de los comerciantes más importantes de la ciudad y responsable de la construcción de la casa de las Cadenas, compró esta casa por subasta pública, la transformó siguiendo los gustos barrocos y puso a la cabeza del mayorazgo de su segundo hijo.

Éste, Zenón Bernardo Sesma y Escudero, casó en 1728 con Mª Joaquina Zay y Lorda, fue doctorado en leyes por la universidad de Ávila, oficial mayor de la secretaria del Real Despacho en 1726, guardajoyas de la reina Mariana de Neoburgo e Isabel de Farnesio, veedor y contador del infante y duque de Parma don Felipe y caballero de Calatrava desde 1743, y se retiró a Corella en 1759.

El edificio pasó al primogénito de ambos, León Agustín, y de éste a su hija Mª Manuela, quedando desde su matrimonio con Sebastián Arteta ligado a esta notable familia de militares y políticos.
Así mismo, destacaron como propietarios el ministro de la Gobernación, de Comercio y Fomento Fermín de Arteta y Sesma y su hijo Andrés -diputado y senador en varias ocasiones-, quien eliminó en 1887 los vestigios barrocos del edificio. No obstante, fue su nieta Mª Teresa Saenz de Heredia y su marido José Luis de Arrese, Secretario General y Ministro de Vivienda en la dictadura franquista, quienes acometieron las últimas reformas en el año 1947.

La casa, que en su origen contaba con lagos, corrales, bodegas y caballerizas, presenta dos grandes fachadas. La más amplia contiene una portada pétrea centrada de estilo neorrenacentista sobre la que se sitúan cuatro balcones, una galería abierta con arcos de medio punto coronados por un alero de ladrillo y un cuerpo anexo con vanos y tres alturas. La segunda, toda ella con decoraciones pictóricas que simulan balaustradas, forma ángulo recto con la parroquia de San Miguel, muestra una planta baja pétrea con cuatro grandes vanos, y cuatro balcones y ventanas coronadas también por trabajado un alero de ladrillo.

Junto a ello, entre ambas fachadas al igual que ocurre en la casa de los Sesma, se sitúa la labra heráldica con el escudo de armas de los Arrese y Saenz de Heredia. Así mismo, el interior del edificio contiene valiosas piezas artísticas y arqueológicas de distinta cronología.

arteta-1
arteta-3
arteta-4
arteta-6
arteta-5