Casa de los Peralta

Casa de los Peralta

Construcción palaciega de finales del s. XV perteneciente en su origen al linaje de los Peralta

La construcción civil más antigua de la ciudad, conocida como Palacio de Corella, data de finales del s. XV, perteneció en su origen al sobresaliente linaje nobiliario de los Peralta y se situaba cerrando uno de los lados de la placeta de García.

La relación de los Peralta con la ciudad se evidencia por el establecimiento de una rama de la familia en la Ribera de Navarra con el fin de contrarrestar el poder de los Beaumont en la zona. Así, Mosén Martín de Peralta, fallecido en 1491, fue señor de los palacios de Valtierra, Murillo de Lima, Fontellas, Arguedas y Corella, donde mandó construir la capilla familiar de advocación a la Piedad que se conserva en la iglesia de San Miguel.

No obstante, curiosamente en el año 1568 Peru Arnau de Peralta y Cunchillos -biznieto de Mosén Martín y alcalde de la ciudad en cuatro ocasiones- contrajo matrimonio con María de Beaumont. Así mismo, la familia permaneció en Corella hasta el fallecimiento sin descendencia de Diego de Peralta Beaumont y Frías en 1692.

El edificio de estilo renacentista, desaparecido prácticamente en su totalidad, obtuvo su aspecto definitivo con la reforma de ampliación que llevó a cabo el mencionado Peru Arnau de Peralta y Cunchillos añadiendo varias casas y abriendo la conocida placeta García. Contaba con tres plantas: la baja lucía tres puertas adinteladas flanqueadas por columnas exentas, dobles en su descentrada portada principal; la primera altura mostraba balcones con rejería y escudo de estilo manierista; y la segunda vanos a modo de ventanas coronados por alero de madera.