Casa de los Virto de Vera

Casa de los Virto de Vera

De mediados del s. XVIII data la que fue residencia principal del matrimonio formado por Juan Fermín Virto de Vera y Mª Josefa Anchorena

Ubicada en un lateral de la céntrica plaza de los Fueros, la casa de los Virto de Vera fue levantada en el año 1741 por el matrimonio formado en 1712 por Juan Fermín Virto de Vera y Mª Josefa Anchorena.

Juan Fermín era descendiente de una reconocida familia hidalga procedente de Peroniel de los Hidalgos (Soria) que se asentó en Corella a finales del s. XV. Como primogénito y heredero universal de Martín Virto de Vera y Azpilcueta -dedicado al comercio lanar aumentó sus ingresos a finales del s. XVII con el arrendamiento de diversos impuestos y rentas reales y ejerció paralelamente como Comisario Receptor de los Tribunales Reales en 1685, Tesorero General del Reino y miembro del Consejo de Su Majestad en 1713- continuó con el negocio lanar comercializando también con productos coloniales y textiles.

De igual forma, siguiendo una política matrimonial de ampliación de redes económicas, sociales y políticas, Josefa era hija de Domingo Anchorena, también hombre de negocios asociados al comercio lanar. Así mismo, el primogénito de las catorce criaturas que tuvo el matrimonio, Joaquín, casó con Bernarda de Sesma e Iblusqueta, propietaria del palacio de los Sesma; otro de ellos, Ignacio, fue alcalde de la ciudad en 1777, 1780 y 1783; y Martín Virto de Vera Azpilicueta y Anchorena monje del monasterio de Iranzu.

La estructura de la casa, símbolo del poder alcanzado por la saga de los Virto de Vera y Azpilcueta, se constituye por un bloque cubico de cuatro plantas construido en ladrillo. En la fachada principal la primera altura muestra una portada centrada de arco de medio punto encajado entre pilastras toscanas con decoraciones cerámicas, y a sus laterales grandes ventanas protegidas con rejas de clavos floreados. En el centro de la segunda y tercera altura se sitúa el balcón principal y el escudo de armas de la familia – de acuerdo con la hidalguía obtenida por el mencionado matrimonio en 1734- enmarcado por follaje vegetal de yeso junto a grandes balcones laterales. Y en la cuarta asoma una galería de cinco arcos de medio punto y pilastras junto a un alero de madera de ménsulas decoradas.

Así mismo, el espléndido interior lo articula una gran escalera y una cubierta apoyada sobre una cornisa decorada con yeserias vegetales y tres tramos dobles de bóveda de arista -en cuyos dos puntos centrales se sitúan entablamentos suspendidos decorados con las armas de la familia- que convierten el espacio en un gran patio velado.

virto-vera-2
virto-vera-1