Ni fiestas, ni NO fiestas: gracias a todos/as

Ni fiestas, ni NO fiestas: gracias a todos/as

Si las circunstancias de este año 2020 fueran las de un año normal, un día como hoy 30 de septiembre, estaría marcado en nuestros calendarios como el final de la semana festiva más importante de Corella. El 30 de septiembre ha sido siempre un día agridulce para todos y todas las corellanos/as.

Pero nadie se podía imaginar aquel 30 de septiembre de 2019 a las 12 de la noche, cuando desde la plaza del ayuntamiento nos convocamos para disfrutar con la misma alegría unas nuevas fiestas el año 2020, que algo así nos podía ocurrir.

Este año, vivimos una situación distinta con la suspensión de cualquier actividad que lleve a expresar nuestra tradicional alegría colectiva. Este año, llegamos al 30 septiembre habiendo demostrado una actitud enormemente responsable con las normas impuestas desde el mismo día 23 de septiembre, y sobre todo, de una manera generalizada por todo el pueblo de Corella.

La sociedad corellana ha demostrado como ninguna su capacidad de resignación, en especial los más jóvenes, conformidad y compromiso social para contener las ganas de celebración.

Por eso desde el ayuntamiento queremos dar las gracias a todos/as, a los jóvenes y no tan jóvenes por atenerse a lo marcado por las autoridades sanitarias, a la hostelería por su compromiso para que se cumplieran las normas y a las fuerzas de seguridad por velar que todo haya salido correctamente.

Este año 2020 no hemos tenido fiestas, pero tampoco por las incidencias que se han registrado hemos tenido las temibles NO FIESTAS, actitudes irresponsables que han llevado a incrementar los contagios en muchas poblaciones. Estamos convencidos que, sí en Corella aumentan los contagios en los próximos días, no será por la celebración de manera inconsciente de fiestas alternativas.

Solo queda agradecer la responsabilidad y compromiso de todas/os, y desde el ayuntamiento desear que esta vez sí, que el año 2021 sea posible gritar desde el balcón del ayuntamiento el 23 de septiembre a las 12 del mediodía aquello de:

Corellanas y corellanos, viva San Miguel, viva Corella.